Elevan a juicio oral causa por presunto “gatillo fácil”

En lo que aparenta ser otro caso de “gatillo fácil”, un subinspector de la Policía Federal será sometido a juicio oral y público por matar... Por Cuarto Intermedio

En lo que aparenta ser otro caso de “gatillo fácil”, un subinspector de la Policía Federal será sometido a juicio oral y público por matar a un ladrón, a quien le disparó al menos 15 veces -una de ellas a medio metro de distancia- durante una persecución, en un presunto caso de gatillo fácil.

Se trata del oficial Mario Ariel Maidana, quien está procesado por los hechos ocurridos en la noche del 14 de febrero de 2012 en cercanías de las calles Bilbao y La Fuente, donde se inició la persecución que terminó con la vida del presunto delincuente Juan Carlos Guerrero en la intersección de Colectora Dellepiane y Avenida Escalada.

Según la acusación de la fiscal Silvana Russi, “Maidana habría efectuado disparos hacia el conductor de una camioneta Chevrolet, Juan Carlos Guerrero, el cual conforme surge en los términos de la autopsia se supone que habría sido efectuado a una distancia de disparo menor a 50 centímetros, o sea, a corta distancia”.

Pericias posteriores determinaron que la camioneta en la que se desplazaba Guerrero “registraba 15 orificios aproximadamente de los cuales siete se encontraban en el lateral izquierdo”, es decir, del lado en el que se ubicaba la víctima mortal.

“Este no es un dato menor si se tiene en cuenta que el móvil policial sólo registraba un solo orificio de bala en la puerta delantera derecha. Evidentemente hubo un enfrentamiento armado cuantiosamente desproporcionado que terminó 15 a uno a favor de los policías y con un presunto ladrón muerto”, sostuvo por su parte el juez de instrucción Juan Ramos Padilla, al enviar la causa a la etapa oral.

La causa fue elevada a juicio por el delito de “homicidio agravado por haber sido cometido por un miembro integrante de la Policía Federal, y mediante el empleo de un arma de fuego, con exceso en la legítima defensa”.