Cámara del Crimen absuelve a “patovica” tras no poder comprobar agresiones

La Cámara del Crimen sobreseyó a un agente de seguridad privada acusado de haberle fracturado la mandíbula de una trompada a un concurrente a una... Por Cuarto Intermedio

La Cámara del Crimen sobreseyó a un agente de seguridad privada acusado de haberle fracturado la mandíbula de una trompada a un concurrente a una discoteca del complejo porteño Costa Salguero porque no se pudieron reunir pruebas suficientes para incriminarlo.

La Sala Primera del tribunal, con las firmas de los jueces Jorge Rimondi y Luis Bunge Campos, revirtió así el procesamiento de primera instancia por “lesiones graves” que pesaba sobre el “patovica” Juan Nicolás Muñoz.

“El 1° de abril de 2012, en horas de la madrugada”, Muñoz fue imputado por “haber golpeado con el puño a Emiliano Martín Juncal, en el interior del local bailable denominado ‘Privilege’, sito en el Complejo Costa Salguero, en esta ciudad, y provocarle la fractura del maxilar izquierdo, lesión que requirió más de un mes para su curación”, explica la causa.

De la descripción del hecho, surge que “mientras personal de seguridad del local sacaba del boliche por la fuerza a un amigo de la víctima, Juncal le reclamó que no lo hagan tan bruscamente y que él y sus amigos se iban a ocupar de retirarlo del sitio sin tanta violencia”.

“En ese momento se acercaron otros empleados de seguridad y el encausado, también personal de seguridad del local, sin mediar palabra alguna, desde un costado, le propinó a la víctima un golpe de puño en el rostro, a la altura del maxilar izquierdo”, dijo el acusador.

Pero el tribunal evaluó que los testigos que declararon en la causa “no pudieron observar el momento en el cual el damnificado fue atacado ni tampoco pudieron identificar a su agresor” y que el único que dijo haber presenciado el momento del golpe “señaló como a agresor a una persona distinta al imputado”.

“Estamos ante un caso en el que los dichos enfrentados entre las partes no pueden ser superados por el aval de alguna otra evidencia. De este modo y ante la imposibilidad de incorporar nuevas pruebas que permitiesen superar esta situación consideramos que se genera un pronóstico de negativa certeza del avance del caso que nos habilita a pronunciarnos definitivamente a esta altura”, dijeron los camaristas.