Gils Carbó recomendó que se deje sin efecto una condena contra Olé

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, le recomendó a la Corte Suprema de Justicia que deje sin efecto una condena contra el... Por Cuarto Intermedio

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, le recomendó a la Corte Suprema de Justicia que deje sin efecto una condena contra el diario deportivo Olé a raíz de la publicación de un artículo sobre presunta corrupción entre árbitros de fútbol.

En dos instancias, la Justicia Civil condenó a Olé y a dos de sus periodistas a indemnizar al ex juez de línea Pablo Adrián Galante por “los daños y perjuicios provocados por la difusión de expresiones lesivas de su derecho al honor”.

En septiembre de 2009 la revista Deporte Total publicó un reportaje al árbitro Javier Collado, quien denunció “la existencia de hechos de corrupción en los partidos de fútbol profesional y, en particular, un hecho que involucraba a un asistente de su entorno, a quien no identificaba”.

Poco después, el diario Olé publicó el artículo titulado “El error en los tiempos de sospecha”, en el que consignó que “creció la sospecha de que hay sobornos (algo que ya había surgido por unas declaraciones periodísticas de Javier Collado, luego de las cuales el asistente Galante no volvió a ser designado)”.

Sin embargo, “Galante acreditó que había dejado de desempeñarse en esa función por un problema de salud”.

Gils Carbó aconsejó revocar la condena pues entendió que “incurrió en un error al conceder supremacía a las normas de la responsabilidad del Código Civil frente al derecho constitucional a la libertad de expresión”.

“La innegable popularidad del deporte en nuestra sociedad hace que ciertos asuntos relativos al futbol profesional sean, en efecto, trascendentes para el interés general”, analizó la procuradora, al tiempo que recordó que “el Estado debe velar por la corrección de los espectáculos deportivos y, en consonancia, penaliza a quien acepte una dádiva a fin de facilitar o asegurar el resultado irregular de una competencia deportiva”.

Pero además, destacó que “con posterioridad a la publicación del artículo periodístico, Galante informó al medio gráfico sobre las lesiones físicas que impedían su actuación. Ante ello, Olé publicó esa información a fin de rectificar la inexactitud difundida”.