Macri: “Entramos en una etapa de reformismo permanente”

Luego de la euforia y los festejos desplegados en el bunker del oficialismo durante la noche del domingo, el Presidente ofreció una conferencia de prensa en Casa de Gobierno donde arrojo una serie de definiciones de cara al segundo tramo de su gestión. Por Cuarto Intermedio

“En esta elección ganó el diálogo. La fiesta de ayer es energía para continuar. Fue un día muy especial para los argentinos”, destacó el Presidente Mauricio Macri en el inicio de la conferencia de prensa que ofreció desde la Casa Rosada acompañado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Consultado, entre otros temas, por las posibles reformas en los ámbitos laboral, fiscal, político y previsional que tendría pensadas instrumentar el gobierno en los próximos meses, el Jefe de Estado pidió no temerle a las mismas ya que representarían una manera de crecimiento para el país.

“El país ingresó en una etapa de reformismo… La Argentina no tiene que tenerle miedo a las reformas”, expresó Macri quien, por caso, pidió trabajar por una reforma previsional para antes del 2019. “La reforma previsional está prevista en la ley de reparación histórica; es una propuesta que tiene que hacer el Congreso”, enfatizó.

Asimismo, también pidió que se haga lo propio con el sistema electoral. “Tenemos que tener un sistema electoral del siglo XXI que simplifique la vida de la gente. Toda la política se tiene que simplificar. Tenemos que evolucionar y aceptar la tecnología”, señaló.

Por otra parte, afirmó que la obra pública siempre ha sido una prioridad desde el día cero para su Gobierno ya que sin infraestructura ni conectividad no habrá futuro. “La obra pública ha sido una prioridad desde la hora cero”, agregó.

Consultado sobre la cuestión impositiva en el país, el Presidente sostuvo que se debe apuntar a una lenta reducción de impuestos, aunque aclaró que se debe reducir el gasto público e ir encuadrándolo en niveles razonables.

“Tenemos que entender qué pasó que elevamos tanto el gasto público en los últimos trece y catorce años… Claramente tenemos que ir reduciendo el déficit fiscal y eso significa reducir el gasto público; no hay alternativa. No tenemos derecho a dilapidar los impuestos de la gente cuando hay tantas necesidades en el país”, reflexionó.