Rodríguez Larreta recorrió la futura estación Correo Central de la Línea E

El jefe de Gobierno porteño supervisó los trabajos finales que se están realizando en una de las estaciones próximas a inaugurarse de esa Línea. Se podrán hacer conexiones con las Líneas B y C; los ferrocarriles Mitre, San Martín y Belgrano, la Terminal Buquebus y 30 líneas de Metrobus. Por Cuarto Intermedio

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, recorrió la estación Correo Central, una de las tres nuevas estaciones de la Línea E del subte que se inaugurarán el próximo lunes junto a Catalinas y Retiro, sumándole de esta manera dos kilómetros más de extensión a la red.

“Las nuevas estaciones son de primer nivel mundial. Ésta es una de las zonas de mayor concentración de oficinas de la Ciudad, por lo que más gente podrá usar el subte”, expresó el alcalde porteño.

De la actividad también participaron el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel; el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia; el secretario de Transporte, Juan José Mendez, y el presidente de Subterráneos de Buenos Aires, Eduardo de Montmollin.

A su turno, Moccia destacó que con las tres estaciones van a ser siete que se habrán inaugurado en los últimos cuatro años y que, de esa forma, van a llegar a 1.400.000 pasajeros por día, casi 500.000 más de los que usaban el subte en 2012.

“Hoy tenemos el 63% de los coches con aire acondicionado. Cuando asumimos en la Ciudad no había ninguno”, recordó.

La estación Correo Central se encuentra en avenida Leandro N. Alem y avenida Corrientes y contará con cuatro ascensores, nueve escaleras mecánicas y dos locales comerciales.

Retiro, por su parte, se sitúa en avenida del Libertador, entre Juncal y Esmeralda, y contará con dos ascensores, diez escaleras mecánicas y cinco locales comerciales. Además, habrá un ascensor más para la combinación de la Línea E con la B y la estación Retiro que combinará de forma directa con la Línea C y la estación de trenes.

Según informaron desde la administración porteña, con las tres nuevas estaciones se colocaron 4.700 metros de vía sobre balasto en el tramo Bolívar-Retiro y se utilizará el sistema de señales ATP (Protección Automática de Trenes).

Se prevé, entonces, que a partir de esta obra los barrios de Flores y Retiro se conectarán en 32 minutos de viaje entre cabeceras (Plaza de los Virreyes-Retiro).