Cristina Fernández de Kirchner









Vapuleados, pero aún con valores

Vivimos vapuleados, pero conservamos valores positivos. Amanecemos y anochecemos con el vapuleo, pero sobrellevamos el azote cotidiano porque nos robustecen los valores que seguimos teniendo.